Contenidos

Depósito de ponencias, discusiones y ocurrencias de un grupo de profesores cosmopolitas en Jaén, unidos desde 2004 por el cultivo de la filosofía y la amistad, e interesados por la renovación de la educación y la tradición hispánica de pensamiento.

sábado, 30 de octubre de 2010

Morante


El 27 de Octubre la Quinta del Mochuelo celebró su sesión inaugural del presente curso 2010-2011. Junto con nuestra diligente coordinadora, doña Amelia Fernández, estuvimos pergeñando contribuciones y temporalizaciones. Así, Martín Ruiz Calvente nos hablará en noviembre (seguramente el 23) de Esperanza Guisán, importante filósofa que ahora se jubila. Un servidor (JB) disertará el 14 de diciembre -si los dioses lo consienten- sobre la Ikástica de Ignacio Gómez de Liaño. Amelia nos enriquecerá el 22 de marzo con la filosofía de su tocaya Amelia Valcárcel, igual que Ana Azanza, que ya acudió con un buen elenco de obras de aquella autora. Rafael Bellón interpretará la filosofía de Agustín García Calvo al que considera el más importante de los filósofos españoles vivos. Y esperamos que Pepe Fuentes, que excusó su inasistencia por viaje a Córdoba, y Marcos Serrano, nos deleiten como suelen con su sabiduría cinéfila.
En fin que esos son los toros y los toreros... Y hablando de toros, don Rafael Bellón nos regaló como colofón de la sesión unas coplas en homenaje a Morante de la Puebla y su lidia en Úbeda el día de San Miguel (29 de septiembre 2010), que, a continuación, paso a publicar para regalo de los tauromáquicos y testimonio poético del grupo...

Ponte la camisa nueva,
que hoy torea en Úbeda
Morante de la Puebla.

A las cinco de la tarde,
sin piquetes picadores
ya se presiente el gran arte.

Y es que el toreo es un arte;
siendo el arte del juego,
no es el juego del arte...

Ponte la corbata nueva,
que hoy torea en Úbeda
Morante de la Puebla.

Qué sublime, qué elegante;
qué tierno con las espigas
es el toreo de Morante.

Qué verónicas, qué empaque,
qué chicuelinas al paso,
¡ay! qué media, qué desplante.

Qué banderillas de veras;
qué esencia de naturales,
qué obligados de pecho,

qué redondos, qué remates.
Qué abaniqueo por delante...
Y es que el artista hace al arte.

Ponte la chaqueta nueva,
que hoy torea en Úbeda
Morante de la Puebla.

Hasta aquí las coplas. Se vé que, después de José Tomás, Morante le disputa con ventaja el aplauso de los intelectuales. Mi virtual amigo Domingo Henares, erudito humanista, que acaba de publicar la mejor edición (11ª) de la Nueva filosofía de la naturaleza del hombre de Oliva Sabuco, bajo el nombre de Miguel Sabuco (Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel", 2009), afirma que después de Curro Romero ningún ángel torero lo hace como Morante.
Yo tuve la suerte de verle en Sevilla, en la feria de abril del 2009, y a uno de sus cites desde los medios pertenece la foto que adorna esta entrada.
Rafael Bellón Junior, que sigue las actividades de esta Quinta, me ha pedido el pregón taurino  que me solicitó la Peña Carnicerito de Úbeda en 2004. En él creo que encontrará sabrosos argumentos a favor de las corridas y en contra del zafio "animalismo" urbanita, así como el esbozo de una interpretación del trágico misterio de la lidia y el sacrificio ritual de reses bravas, inspirada en los filósofos que amaron su arte o su ejemplo de valor, como Gómez Pin, quien en una apasionada intervención cita nada menos que a Marcel Proust para defender la espiritualidad contenida por la fiesta que ahora los animalistas, sin duda en nombre de la animalidad y no de la humanidad, quieren prohibir.
Evidentemente, quienes disfrutamos de las corridas no vamos a ellas a ver sufrir a un animal, sino a atrapar un instante de vida en toda su divina violencia y en toda su eterna belleza. Nadie como el taurino siente lo que le pasa al toro, porque para él es como un animal totémico, como un dios telúrico en el que también se siente representado.
A mí me irrita la zafiedad de periodistas que dan por supuesto que hay argumentos "ecologistas" en contra de las corridas de toros. Sobre esto os ofrezco mi entrada "Ecologismo de secano" de Mojigangas y pamplinas.

domingo, 24 de octubre de 2010

El último libro de Penalva



Ya sabemos que el sistema educativo español tiene muchas dificultades. Nos quejamos mucho de él desde hace años. Por eso viene bien un libro que no se limita al lamento sino que analiza los porqués del actual "semidesastre" de la enseñanza en España. "Semi" porque mientras haya personas ilusionadas con lo que hacen a pesar de todo algo se salva, y en el Mochuelo hay ilusión.

Fallan según Penalva:
-la teoría pedagógica de base,
-el modelo de profesor,
-la idea de qué es la escuela y cuál es su función en el conjnto de la sociedad.

El problema es si hay alternativas Las hay, pero parece ser que el mundo de la pedagogía oficial tiene por intocable el actual sistema educativo. Se le ha colocado la etiqueta de "progresista" y se detecta poca preocupación entre los especialistas universitarios por los problemas reales que se viven día a día sobre todo en la enseñanza secundaria.
A este respecto hace poco pude contestar a las preguntas de una alumna de magisterio de la universidad de Jaén, me agradó poder colaborar a que los maestros y profesores del futuro sepan cuáles son las dificultades, a qué se van a enfrentar y vayan pensando ya en el "cambio".

Algo que no ayuda precismante a superar los problemas es la politización de la enseñanza. En nuestro país asuntos que deberían ser un consenso entre todas las fuerzas políticas son objeto de disputa ideológica, incluso de que rebrote el localismo y el nacionalismo a propósito de la escuela pública por no hablar de la "cuestión religiosa" de la que Penalva no se hace eco en su libro, pero que es otro tema no menor.

Hay que repensar qué se ha de aprender. Algo en lo que incide bastante el autor de "La escuela a examen" es el modelo de profesor. Es urgente la "revalorización" de nuestro trabajo. Resulta paradójico observar que llevando la palabra "profesión" en el nombre  se reconozca tan poco la autoridad, el saber de los "profesionales" de la enseñanza. En los programas televisivos todos los que aparecen son profesionales de la canción, el baile, el periodismo, el cine, el deporte.... "un profesional como la copa de un pino", expresión muy usada en nuestro país en cualquier actividad para designar al que sabe lo que hace y lo hace bien y con dedicación. En el mundo de la enseñanza hoy por hoy las cosas no son así.

Penalva analiza desde un punto de vista filosófico, (se agradece este extremo), las teorías que están a la base de nuestro modelo educativo, la llamada pedagogía construccionista y el pretendido compromiso socio-político del enseñante, así como el ideal de la inclusión.

Particularmente ilustrativos me parecen los tres últimos capítulos en los que el autor cuestiona la figura del profesor como asistente social, una "profesión" muy digna pero distinta, y propone modelos alternativos para reforzar el papel del profesor en la escuela. Realmente nosotros deberíamos de ser los protagonistas de los que allí se hace.
Si alguien del Mochuelo o no del Mochuelo, quiere echarle un vistazo al libro se lo presto, con vuelta por favor.